¿Cómo tener vida crediticia sin morir en el intento?

    ¿Cómo tener vida crediticia sin morir en el intento?

    Es muy importante tener historial crediticio a la hora de solicitar un crédito o un servicio financiero con cualquier entidad.

    El historial crediticio es un informe detallado que contiene tus buenas y malas prácticas de pago. Además, muestra las obligaciones o productos financieros que están a tu nombre.



    Pero, ¿cómo puedo empezar a construir mi vida crediticia? en este artículo te damos las mejores recomendaciones.

    Te puede interesar: ¿Aún no sabes qué es el historial crediticio?

    ¿Cómo iniciar mi historial crediticio?

    Es recomendable empezar a construir tu vida crediticia entre los 18 y 25 años. Existen diferentes opciones para hacerlo, te las contamos a continuación:

    1. Tarjetas de crédito con entidades bancarias

    Puedes solicitar una tarjeta de crédito de bajo monto o para personas jóvenes que tienen las siguientes características:

    • Cupos desde $600.000 hasta $3.000.000
    • Sin cuota de manejo o de un monto bajo.
    • Descuentos en almacenes de productos, ropa y/o servicios de entretenimiento.
    • Para obtenerlas debes demostrar ingresos desde los $200.000 (dependiendo del monto).

    Consulta en diferentes bancos la posibilidad de adquirir una de estas tarjetas. Úsala responsablemente realizando los pagos a tiempo y no gastando más de lo que puedas pagar. Así empezarás a adquirir tus hábitos financieros y un buen historial crediticio.

    Te puede interesar: Presupuesto personal: qué es y cómo hacer el tuyo

    2. Tarjetas de crédito de almacenes o supermercados

    Por lo general algunos almacenes y supermercados dan tarjetas de crédito a personas que aún no tienen vida crediticia. Ofrecen la oportunidad de empezar a adquirir obligaciones financieras y a la vez, impulsar la compra de sus productos. Para estas tarjetas te recomendamos:

    • Tener claridad con la cuota de manejo.
    • Fijarse en las cláusulas de permanencia.
    • Saber la tasa de interés.
    • Tener en cuenta para qué la vas a usar y si haces compras regularmente en ese almacén.
    • Usarla por poco tiempo mientras accedes a un producto financiero de mayor categoría.

    3. Plan de celular y/o planes de internet y tv para el hogar

    Las compañías de telefonía celular y de servicios de internet para el hogar, ofrecen planes económicos a los que puedes acceder sin mucho papeleo. También ofrecen equipos celulares que puedes pagar a cuotas en la misma factura del plan que manejas.

    • Adquiere un plan económico que puedas pagar.
    • Paga puntualmente, eso suma puntos para un buen historial crediticio.
    • Revisa las cláusulas de permanencia.
    • No adquieras servicios adicionales que no vas a usar y que generan sobrecostos.

    4. Microcréditos

    Si las tarjetas de crédito no son lo tuyo, puedes adquirir microcréditos de bajo monto, los cuales son cómodos de pagar y varias entidades financieras los dan fácilmente.

    • Adquiere un microcrédito de un monto que puedas pagar.
    • Paga tus cuotas puntualmente.
    • Es importante que difieras las cuotas a un plazo superior a 6 meses para que tenga relevancia en tu historial crediticio.
    • Después de completar tus pagos, posiblemente la entidad te ofrezca productos más especializados o de mayor monto por tu buen comportamiento financiero.

    Crear tu vida crediticia es vital para acceder a servicios financieros más especializados y así comenzar a apalancarte para cumplir tus proyectos a futuro.

    Te puede interesar: ¿Dónde puedo consultar mi historial crediticio?

    Recuerda que en Grupo R5 te ofrecemos un crédito con garantía vehicular al cual puedes acceder con pocos requisitos y con tasas de interés preferenciales, puedes dar click aquí para saber más.

    Suscríbete a nuestro boletín de noticias