¿Cómo hacer un presupuesto familiar?

    ¿Cómo hacer un presupuesto familiar?

    Si es difícil llevar tus cuentas personales con orden, tener control de las cuentas de toda la casa resulta una tarea titánica. Cada miembro de la familia tiene sus propios ingresos, necesidades, y hasta intereses, que pueden influir en cuánto aportan y cómo usan el dinero.

    Lo cierto es que sea mucho o poco lo que contribuyen, todo vale a la hora de planificar. 

    Si sienten que las finanzas familiares están tambaleando o que no saben a dónde se va el dinero, hacer un presupuesto familiar ayudará a tener un panorama más claro.

    Pero, ¿por dónde empezar?

    ¿Qué es un presupuesto familiar?

    Un presupuesto familiar es un documento en el que una familia registra tanto sus ingresos como los gastos del mes, para poder planificar sus finanzas de una forma eficiente. 

    Esto significa sumar todo lo que entra en dinero, identificar en qué se gasta y encontrar nuevas formas de ahorrar dinero rápido

    Ventajas de hacer un presupuesto familiar

    • Tener claros los ingresos netos y, por tanto, con cuánto cuenta la familia para cubrir sus necesidades.
    • Llevar un control de gastos y así identificar en qué se está usando ese dinero.
    • Planificar el uso que se hará del dinero, atendiendo a las necesidades y sin dejar de cumplir ninguna obligación, como el pago de deudas o cuotas generadas por la solicitud de un crédito.
    • Optimizar la economía familiar, reduciendo gastos innecesarios y haciendo mejor uso del dinero.
    • Crear un fondo para imprevistos, como enfermedades, accidentes o reparaciones.
    • Definir un plan de ahorro colectivo.
    • Generar estabilidad económica en la familia.
    • Representa una oportunidad para enseñar sobre finanzas personales y uso responsable del dinero a los hijos.

    Diferencias entre presupuesto personal y presupuesto familiar

    En términos generales, hacer un presupuesto familiar y un presupuesto personal no es muy diferente. Ambos tienen el mismo principio: organizar las finanzas en casa. Además, en ambos, se pueden usar documentos con estructuras similares para hacer los registros y cálculos.

    El mayor reto que supone hacer un presupuesto familiar es poder llegar a acuerdos sobre las acciones que se tomarán para administrar y distribuir el dinero, ya que se trata del bien colectivo, y nadie debe salir perjudicado. 

    Por otro lado, cubrir todas las necesidades grupales puede resultar complejo, especialmente cuando hay miembros de la familia (como niños, jóvenes o ancianos) que no pueden contribuir con la planificación del hogar, cayendo la carga económica en pocas personas. 

    De igual forma, requiere mucha madurez definir qué obligaciones o gastos son personales, y cuáles con los familiares.

    ¿Cómo hacer un presupuesto familiar?

    Es importante que a la hora de realizar el presupuesto familiar tomes en cuenta: 

      • Ingresos totales: cuánto puede aportar cada uno, de acuerdo a sus ingresos por salario, trabajos adicionales, rentas, etc.
      • Calcular gastos fijos: Se deben incluir deudas (especialmente si ponen en riesgo el patrimonio familiar, como hipotecas), así como considerar necesidades de cada miembro.
    • Destinar un monto al ahorro: se debe definir un monto fijo, para imprevistos y para metas colectivas. 

    Consejos para elaborar un presupuesto familiar

    • Considerar a cada integrante de la familia: sus ingresos y sus responsabilidades personales, para determinar cuánto puede aportar al presupuesto.
    • Tomar decisiones de manera colectiva: todos los miembros de la familia deben discutir y llegar a acuerdos para determinar el uso que se hará del dinero, de manera que ninguno se vea afectado.
    • Asignar responsabilidades: transmite la importancia de llevar un registro de gastos, así como de actualizar regularmente esta información. Pueden distribuirse los pagos del mes, como responsabilidades: alguien paga la electricidad, otro el agua, y así. 
    • Definir prioridades: como colectivo, hay necesidades que deben cubrirse obligatoriamente, como alimentación, gastos de vivienda, servicios, transporte y educación. Debes incluir en esta categoría el pago de deudas, como tarjetas de crédito, préstamos de libre inversión o compra de cartera
    • Eliminar gastos innecesarios: al analizar juntos en qué están usando el dinero, pueden definir esos gastos de los que pueden prescindir. 
    • Comenzar un fondo de ahorros colectivo: destina un monto fijo a ahorros, sin falta. Así podrán tener “un colchón” que será usado para imprevistos. Parte de ese dinero también se puede destinar a metas colectivas, como un viaje familiar
    • Crear un documento en línea: con herramientas como Google Drive puedes compartir el archivo con todos, para que puedan consultarlo y, si es necesario, ajustar. En Excel puedes encontrar plantillas para que sea más fácil crear tu documento.

    Descarga aquí una plantilla en excel para que organices el presupuesto familiar de tu hogar. 

    Suscríbete a nuestro boletín de noticias