Así funcionan los préstamos gota a gota.

    Así funcionan los préstamos gota a gota.

    Todos en algún momento hemos escuchado hablar del préstamo “gota a gota” o comúnmente llamado “pagadiario”, y seguramente has pensado en solicitar uno.

    Antes de tomar esta decisión, es muy importante que sepas qué son estos préstamos y cómo pueden afectar tus finanzas.

    ¿Qué son los préstamos gota a gota?

    Son préstamos informales ofrecidos por personas particulares, que brindan a la persona que hace la solicitud, cierta cantidad de dinero para cubrir una necesidad de consumo urgente. Este tipo de préstamos no requiere ningún estudio de crédito previo por parte del prestamista.

    Los préstamos gota a gota se utilizan con mucha frecuencia en Colombia, ya que normalmente se prestan pequeñas cantidades de dinero, las cuales se cobran en períodos inferiores a un mes, aliviando así las necesidades inmediatas de quien solicita el crédito. 

    Estos préstamos no son vigilados por una entidad supervisora del estado y dependen exclusivamente de la negociación entre el prestamista y su cliente.

    ¿Cómo funcionan los préstamos gota a gota?

    Según un informe publicado por Lafm.com, las condiciones de los créditos que solicitan son:

    1. Montos menores a $1.000.000
    2. Pagos diarios, semanales o quincenales. 
    3. Plazos de 1 a 5 meses.
    4. Los destinos del dinero son para pagar deudas o comprar ropa. 

    Datacrédito Experian señala que uno de cada cuatro ciudadanos acude a este tipo de créditos. La mayoría son personas con edades entre 36 y 45 años, de estrato uno, separados o en unión libre, y que no cuentan con una tarjeta de crédito.

    Pero ¿cómo funcionan los créditos gota gota?, te ponemos un ejemplo para que lo podamos entender mejor: 

    Juan es un hombre trabajador que maneja un taxi al sur de Bogotá y por esto recibe una remuneración con la cual lleva el sustento justo a su familia.Un día, su hijo tiene la necesidad de comprar unos materiales para el colegio por un valor de $100.000. Juan no tiene el dinero en el momento pero uno de sus compañeros de trabajo le recomienda pedir prestado a un “gota gota”. 

    Él contacta al prestamista y hacen la siguiente negociación:

    • Valor del préstamo: $100.000
    • Pagos: diarios 
    • Duración de los pagos: 12 días

    Juan queda contento porque para él, que recibe dinero todos los días, pagar $10.000 diarios le resulta muy fácil.

    ¿Cuáles son los riesgos de estos préstamos informales?

    Lo que resulta más atractivo de estos préstamos es su inmediatez, es decir, obtener el dinero el mismo día, ya que se ofrece sin ningún tipo de trámite.

    Es necesario contemplar los siguientes riesgos:

    1. Tasas de interés del 20, 30 y hasta 40% mensual, porcentaje que claramente es una estafa; si los intereses se dan diariamente, a final del mes resultan siendo más altos. Conoce más sobre la tasa de usura establecida por la Superintendencia financiera.
    2. En el caso de atrasos con el pago, empiezan las intimidaciones por teléfono o personalmente, pueden llegar hasta los abusos físicos, daños a la propiedad y hasta consecuencias fatales.
    3. Efectos psicológicos ligados a la fuerte presión que tiene la persona de realizar el pago puntual, llevándola a pedir más préstamos para aliviar el primero y pagando mucho más de lo que obtuvo inicialmente.

    ¿Crees qué lo necesitas? Te contamos algunas alternativas

    Te recomendamos pensar detenidamente si en verdad necesitas un crédito gota a gota y contemplar las siguientes alternativas:

    • Bancos: La mayoría de los bancos están ofreciendo créditos de montos bajos con desembolsos en pocos días y a una tasa de interés aceptable, lo cual es una buena alternativa como alivio financiero de tus necesidades.
    • Fintechs: Si los bancos no son lo tuyo, estas empresas de servicios financieros totalmente tecnológicos, ofrecen créditos de forma fácil y en su mayoría de manera digital, rápida y totalmente legal. Existen muchos lugares que te ofrecen menos de $1.000.000 y otros donde puedes solicitar créditos con garantía vehicular para montos más altos.
    • Amigos, familiares y personas de confianza: Habla con las personas más cercanas a ti, es posible que la gente que te conoce, te pueda sacar de un apuro financiero sin tener el problema de un gota a gota o el papeleo de alguna entidad.

    Suscríbete a nuestro boletín de noticias