Aprende

    Inflación

    En estos tiempos se habla mucho de la inflación pero no todas las personas están familiarizadas con este término y cómo nos puede afectar. Lee el siguiente artículo y conoce todo lo que deberías saber sobre la inflación.

    Inflación

    ¿Qué es la inflación?

    La definición de “inflación” es corta y fácil. Lo difícil es entender sus causas y por qué esta perjudica a las personas, sin importar los niveles socioeconómicos. La inflación se define como el aumento generalizado y sostenido del valor de los bienes o servicios más consumidos en un país. Esto es, en principio, un reto para los consumidores de un país por sus compras habituales, empezando desde lo más básico: la canasta familiar.

    ¿Cómo se mide la inflación?

    Siendo un aumento generalizado, se mide con el incremento promedio de los precios de los bienes más representativos para un país. Por eso el punto de referencia de la inflación es la canasta familiar, pues la inflación recae sobre todos los artículos que la componen, mas no sobre uno o algunos productos. Esto se debe a que en ocasiones algunos productos suben de precio, otros bajan y otros se mantienen, pero una vez todos evidencian un incremento en su valor monetario, se denomina inflación.

    Causas de la inflación

    La inflación tiene dos grandes causas: por demanda o por oferta.

    Causa 1: por demanda

    Cuando se habla de inflación por demanda se hace referencia a un aumento en el valor de los artículos porque las personas en un país están dispuestas a adquirir más productos de los que pueden vender. Por ejemplo, después de las cuarentenas causadas por el covid-19, las personas tomaron la decisión de consumir y salir a un ritmo más rápido de lo que las empresas podían producir, causando inflación por demanda.

    Causa 2: por oferta

    La otra causa de la inflación es la oferta, o una disminución de la misma, que puede ser fácilmente reconocida por el fenómeno de la escasez de alimentos o de bienes, pues al no haber suficientes productos pero si muchos compradores, los vendedores pueden vender a un precio más alto, lo cual les garantiza tener ganancias incluso produciendo menos. También puede tratarse de un incremento en los precios por un aumento en los costos de producción, por lo que se puede producir menos, pero se debe obtener ganancia. Las sequías, las heladas, las inundaciones, la obstaculización de las vías comerciales, una pandemia que causa que las empresas cierren son situaciones que pueden causar inflación por oferta.

    ¿Cómo se controla la inflación?

    Milton Friedman, premio Nobel de economía, dijo que «la inflación es siempre, y en todas partes, un fenómeno monetario», de modo que para “controlarla” se necesitan obligatoriamente las tasas de interés de política monetaria, que son determinadas usualmente por los bancos centrales de los países. Por lo que entre mayor sea la inflación, los bancos centrales tenderán a aumentar las tasas de interés, con el fin de frenar un poco la demanda de crédito - porque se vuelve más caro pedir dinero prestado -  y por ende las compras en el país, reduciendo el impacto de la inflación por el lado de la demanda.

    Otra forma para equilibrar un poco estas finanzas y menguar o detener la inflación es llenar nuevamente el mercado con los bienes, aumentando así la inversión pública y privada para que crezcan las empresas y la capacidad de producción sea mayor, buscando equilibrar así la oferta con la demanda.

    Te puede interesar

    Suscríbite con tu correo