Aprende

    ¿Qué es una cuenta de ahorro?

    Es un  producto financiero de ahorro que sirve para que puedas disponer tu dinero en un solo lugar para ser guardado y cuidado. Hay algunos productos que además de esto te ofrecen rendimientos, es decir, que de algún modo “premian” tu estabilidad y tu compromiso con el ahorro.

    que-es-cuenta-de-ahorros-finanzas

    Cuenta de ahorros tradicional

    Las cuentas de ahorro tradicionales son las que se suelen abrir para recibir el sueldo mensual de un trabajador. En estas se deposita el dinero y puedes retirarlo parcial o totalmente dependiendo de lo que necesites mes a mes. Para estos retiros están dispuestas las cajas en las entidades bancarias, los cajeros automáticos y también los corresponsales bancarios que están mejor distribuidos para que la mayor parte de la población logre acceder a su dinero lo más cerca posible. Si quieres realizar pagos directamente desde tu cuenta de ahorros, pero vía internet, puedes utilizar la pasarela de pago PSE que facilita el intercambio de dinero por objetos y productos entre el cliente y los establecimientos comerciales.

    Cuenta corriente

    La cuenta corriente se usa como depósito de dinero. Por lo general la tienen los establecimientos comerciales pequeños, como emprendimientos. Esta cuenta tiene el beneficio del sobregiro, es decir, que en caso de querer hacer una compra que supere el valor que tienes en tu cuenta corriente, te prestan para que puedas realizar la compra. Los bancos tienen un tope de préstamo y debes consultarlo para tenerlo presente siempre que pongas en uso tu cuenta corriente.

    Cuentas de ahorro de trámite simplificado y depósito electrónico

    Las cuentas de ahorro de trámite simplificado y depósito electrónico son productos financieros transaccionales de fácil apertura, pues están hechas para que puedas abrirlas desde tu dispositivo móvil. No suelen tener cuota de manejo, pero tampoco una tarjeta de débito, ya que todas las transacciones se realizan desde aparatos electrónicos. Debes tener en cuenta que estas facilidades traen consigo algunas restricciones en saldo y en montos permitidos mensualmente.

    Cuentas AFC

    Las cuentas AFC (Ahorro para el Fomento de la Construcción) fueron creadas bajo la Ley 488 de 1988, las cuales impulsan el ahorro para adquirir vivienda. No exigen un monto mínimo para su apertura y tampoco tienen tarjeta asociada ni su respectiva cuota de manejo, ya que la idea es mantener el ahorro hasta que se vaya a usar para el fin que se tiene, es decir, adquirir vivienda.

    Cuenta de ahorro programado

    Son cuentas en las que puedes hacer depósitos de manera planificada con un objetivo de ahorro específico. Es un compromiso voluntario que te permite obtener lo que planeas, sin importar qué sea. Requiere de conciencia y disciplina para poder obtener los resultados esperados.

    Certificado de depósito a término CDT

    Un CDT (Certificado de Depósito a Término) es un título valor que te permite invertir una cantidad de dinero durante un tiempo determinado, casi como si lo tomaran como un préstamo de ti para el banco, así que puedes obtener más dinero al final del tiempo que se haya estipulado para el ahorro. Estos rendimientos se obtienen gracias a una tasa de interés fija que se capitalizan de acuerdo al tiempo que dejes tu dinero allí, es decir, debes mantener el dinero quieto por la mayor cantidad de tiempo que desees para obtener más ganancias. Una vez termina el plazo pactado puedes renovarlo o retirar el dinero que ahorraste más los intereses generados. 

    Te puede interesar: créditos en línea

    Te puede interesar

    Suscríbite con tu correo