Aprende

    Abono a capital

    En un crédito existen dos tipos de pago: el pago a capital y el pago de intereses. El pago a capital es abonar a lo que te prestaron, no a los intereses, entonces, como cada mes la cuota llega por un monto de capital y un monto de intereses, en algunos créditos puedes elegir abonar a capital, de modo que se reduzca la deuda y solo quedes debiendo los intereses. 

    abono-a-capital-finanzas

    Como no todos tienen esta facilidad o beneficio, debes preguntarlo en la entidad bancaria cuando estés solicitando un crédito. Te puede interesar: Crédito en línea.

    Qué es y cómo funciona el abono a capital

    Como se mencionó, el abono a capital es realizar un pago de forma anticipada. Estos pagos extraordinarios puedes tenerlos en cuenta cuando recibes ingresos extra, ya que de este modo te ayudará a cancelar el valor total del crédito más rápidamente.

    Abonar a capital sirve para reducir el tiempo del pago del crédito, el valor de las cuotas y así mismo, el de los intereses de forma indirecta, ya que solo tendrías que pagar los intereses del número de cuotas que tengas pendientes.

    Cuánto y cuándo abonar a capital

    Siguiendo el mismo hilo, y teniendo en cuenta que lo más recomendable es pagar un crédito en el menor tiempo posible, puedes utilizar bonos de trabajo, ingresos de prestaciones o de ‘primas’ de servicio para hacer abonos a capital.

    Beneficios del abono a capital

    • Puedes elegir si abonas a capital para pagar tu crédito en menos tiempo o para reducir el valor de la cuota mensual (es decir, si reduces el monto, pero mantienes la cantidad de cuotas o si disminuyes el número de cuotas, pero sigues pagando el mismo valor en cada una).
    • Abonar a capital aporta a tu historial crediticio, ya que demuestra que tienes capacidad de endeudamiento, es decir, capacidad para asumir deudas y pagarlas responsablemente y sin falta. Esto te sirve para pedir créditos de valores más altos o con mejores beneficios.
    • Puedes ahorrar dinero abonando a capital y reduciendo los intereses de las cuotas que puedas pagar antes de la fecha, así podrás salir rápidamente de tu deuda.

    Te puede interesar

    Suscríbite con tu correo