dsds ¿Cómo salir de deudas rápidamente?
    ¿Cómo salir de deudas rápidamente?

    ¿Cómo salir de deudas rápidamente?

    De acuerdo a los expertos, las personas se endeudan, en general, por dos razones:

    1. Toman un crédito para resolver alguna situación: reparaciones en casa, una emergencia de salud, comprar bienes básicos, pagos urgentes. 
    2. Quieren darse un “gusto” y usan las tarjetas de crédito.

    En ambos casos, luego de unas cuentas rápidas, piensan que sus ingresos serán suficientes, aunque tengan que “apretar” el presupuesto para el siguiente mes.

    La realidad es que no siempre el cálculo de su capacidad de endeudamiento es preciso y terminan ahogados en compromisos.

    ¿Cómo calcular tu capacidad de endeudamiento?

    Se refiere al tope de dinero máximo que puede disponer una persona para endeudarse sin afectar sus finanzas personales. Este debería ser entre 35% y 40% del dinero disponible.

    Para calcularlo debes restar tus ingresos totales y tus gastos fijos del mes, para luego multiplicarlo por 0.40. El resultado será tu capacidad de endeudamiento. 

    Por ejemplo: 

    Si tienes un sueldo de $ 2,000,000 y tus gastos suman $1,500,000 (arriendo, comida, servicios, transporte). Te quedan $500.000. Multiplica esto por 0.40 y eso es lo que puedes pagar por una deuda cada mes. Es decir, $200.000

    Consejos para salir de tus deudas más rápido 

    • Hacer una lista de tus deudas: haz una tabla con cada una de tus obligaciones.
        1. Clasifícalas por el tipo de deudas (préstamos personales, tarjetas de crédito, crédito con garantía vehicular)
        2. Escribe cuánto debes, en qué plazo y con qué tasas de interés debes pagar.
        3. Define el monto total por mes que debes pagar.
        4. Inclúyelo en tu presupuesto mensual para que no se te olvide realizar ningún pago.

    • Crear un plan de pago: es muy importante elaborar tu presupuesto y llevar un registro de los gastos. Es de utilidad para determinar cuánto dinero ingresa en tu cuenta para distribuir en qué será gastado de forma responsable y eficiente. Eso incluye todas las deudas.

    • Considerar la reestructuración de tus deudas: si sientes que no puedes pagar tus deudas con solo ajustar tu presupuesto y necesitas ayuda, no dudes en investigar qué te ofrecen las entidades financieras.

      Entre las más comunes:

      Consolidación de tus deudas, para reunir todas tus deudas en una sola y podrás organizarte mejor, y un refinanciamiento con mejores condiciones (mejores tasas de interés, plazos más amplios).

    • Solicitar una compra de cartera: en este caso, una entidad financiera de la que no eres cliente puede pagar la deuda con otra que sí tienes obligaciones. De ese modo tendrás que saldar una sola cuenta con esa institución que te hizo la compra. La idea es que la cuota quede más cómoda.

    • Dejar de endeudarte: antes de solicitar un crédito o usar tus tarjetas de crédito, analiza si realmente lo necesitas y cómo afectará tu presupuesto. Tal vez no sea el momento de endeudarse.
    • Evitar compras innecesarias: no seas impulsivo con compras fuera de tu presupuesto planificado, especialmente si son con las tarjetas de crédito. NO LAS USES a menos que sea una emergencia o un accidente.

    ¿Qué deudas se deben pagar primero?

    Las deudas con garantías son las que deben tener prioridad: hipotecas, crédito con garantía vehicular, préstamos con fiador, ya que no solo afectan tu historial crediticio, sino tu patrimonio. Puedes perder tu casa, tu carro o la reputación que tengas con un tercero. 

    Otros criterios que destacan a la hora de priorizar en el pago son:

    • Tasa de interés más alta: una tasa de interés alta crea mayores compromisos con el banco.
    • Tasa de interés vs. Tasa de inflación: tasas por encima a este indicador deben tener prioridad.
    • Plazos: puedes saldar las deudas con pocos pagos pendientes definitivamente para enfocarte en otras.

    Ahorrar y pagar deudas al tiempo es posible

    Si definen un buen plan de pago, claro que es posible ahorrar y salir de deudas. 

    Lo importante es que cada mes destines una cantidad a tu cuenta de ahorros. No importa lo pequeña que sea porque poco a poco irás sumando.

    Suscríbete a nuestro boletín de noticias